DOCUMENTOS > Periodísticos > Diciembre 2010


EDUCAR EN LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD

El futuro no es una consecuencia del azar. El futuro lo estamos haciendo entre todos. Cada familia presta su colaboración al esforzarse en ayudar a sus hijos a ser personas libres y responsables. Para ello es necesario formarse, prepararse y mejor aun profesionalizarse. Supone un serio esfuerzo pero la trascendencia del asunto lo merece. En esa lucha algo hay seguro: la familia vivirá más unida y feliz en su común esfuerzo por mejorar, una mejora que terminará siendo contagiosa.

Los actos de la voluntad pueden ser buenos o malos y la ciencia que define la bondad de los actos humanos es: La Ética. Lo bueno y lo malo, en moral, no lo define la sociedad. Nos estamos moviendo en el campo de los Valores humanos.

Prestar un buen servicio es: Ayudar; Colaborar; Darse.

Los pilares de un buen servicio son:

  • - La confianza.
  • - La sinceridad.
  • - La amistad.
  • - La justicia.
  • - La generosidad
  • - Etc.

Atributos propios de la PERSONA. El nuevo protagonista. Y las personas se miden, no por lo que tienen, si no por lo que son, por sus valores, por su capacidad de amar, de ayudar a los demás.

La herencia que unos padres quieren dejar a sus hijos ha evolucionado con la historia. En el siglo XX era más importante, dejar como herencia a los hijos, una buena carrera universitaria y el dominio de idiomas. Hoy, en el siglo XXI sigue siendo importante tener y saber, pero ha pasado a primer plano la persona, que los hijos sean persona integras, con valores, como consecuencia, la educación de la voluntad pasa a ser prioritaria. Las virtudes humanas, se ponen en alza.

Los padres estamos influyendo en los gustos, aficiones y tendencias de nuestros hijos desde el momento en que nacen. Esto es correcto siempre que busquemos su bien. Los estímulos por: las ciencias, las letras, las artes, los deportes, el amor a Dios… etc., pueden empezar desde muy pequeños, con esta premisa, podemos afirmar que desde pequeños se esta colaborando en los gustos y aficiones que tendrán cuando sean mayores.

Es cierto que los hijos son libres de elegir y de cambiar cuando quieran, pero, no debemos olvidar que a las personas les gusta hacer lo que tienden a hacer bien, y haciéndolo se encuentran a gusto y felices. Hoy día es importante educar a nuestros hijos para que sean, sobre todo, personas integras capaces de ser: Responsables, obedientes, que sepan usar su libertad, constantes, sinceras, generosas, ordenadas, con fuerza de voluntad, … etc.

Y es aconsejable que esto sea prioritario a preocuparnos de sus estudios, no queremos decir que los estudios deban abandonarse, pero si son personas integran, con fuerza de voluntad estudiaran y es más difícil que se presenten problemas en la adolescencia. Por el contrario si ponemos nuestro esfuerzo en los estudios, elegir un buen colegio en calificaciones, profesores particulares, en que desarrollen su inteligencia… al llegar a la adolescencia puede ellos decidir no estudiar y pueden preferir; las fiestas, el alcohol, las drogas , el sexo…etc. Y acaban por elegir un camino que les puede empobrecer como personas.